Login

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 register

random1.png

Acassuso: 0 - Riestra: 0 / Así lo vieron

Así vieron los medios la igualdad ante Deportivo Riestra

 

Riestra de 15

Este Riestra tiene una gran virtud, cuando no puede ganar, cumple. Y contra Acassuso, uno de los perseguidores y animadores del campeonato, no fue la excepción. Con nuevo entrenador (Ragazzo reemplazó a Benítez), el líder igualó 0-0 y ya lleva 15 partidos sin caídas (9G y 6E) entre la B Nacional y la actualidad.
Que un equipo mantenga la misma base del torneo anterior en otra categoría no es muy normal que digamos. Y que siga de racha con otro entrenador, mucho menos. Pero Riestra rompe esquemas a fuerza de una idea clara de juego. Y así, con la pelota al piso en una cancha en pésimas condiciones (hace rato que el campo de juego de Italiano presenta pozos), complicó al parejito Acassuso. Es más, las llegadas más claras del Quemero fueron por dos bloopers de los centrales visitantes, quienes casi la meten en contra.
Es cierto, Gonzalo Bravo no estuvo en su máxima dimensión, pero el Chiquito se las ingenió para dejar en soledad a Brian Sánchez: ahí dijo presente el arquero Carlos Kletnicki, con el pecho, para tapar la más clara en Ciudad Evita. Después, Leonardo Ragazzo reemplazó nombres en ataque y no descuidó la quinta, basado en la solidez del mediocampo para aguantar el 0-0 que lo sigue dejando bien arriba, por lo menos hasta que hoy juegue Estudiantes de Caseros. De esta manera, Riestra ya cumplió. 15, claro...
(Diario Ole)

 

 

Lo mejor: El puntero del campeonato y candidato al título visitó al Quemero y lo respetó. Es el equipo más goleador del torneo pero no le creó ni una situación de riesgo a Acassuso. El equipo de Fito está cada día más sólido en defensa y cada vez se parece más al del año pasado de mitad de cancha para atrás. Kletnicki ya lleva casi cuatrocientos minutos sin recibir un gol. Bozzoni venía sin minutos en primera y no desentonó. Benitez fue figura. Los tres centrales (Padula Castro, Brandan y el ingresado Zanini) estuvieron muy sólidos. Los que llevan los números más altos en las casacas también trabajaron y mucho para darles una gran mano a los defensas.

Las dudas: De la misma manera que con el paso del tiempo el equipo está más firme defensivamente, hay que decir que de mitad de cancha hacia adelante se perdió frescura y parece que el arco rival queda cada vez más lejos. Es verdad que se jugó contra un equipo que solo tiene tres goles en contra, pero la única clara de riesgo fue un cabezazo en contra de Murillo que descolgó del ángulo Morel. Hoy no anduvieron bien ni Vidal ni el ingresado Pereira. Salvatierra quedó totalmente solo. Pipino ante la falta de Fernandez quedó muy lejos del resto. Sanchez estuvo poco en cancha y Serrano se preocupó más por la marca que por la creación. Si le sumamos a  lo de hoy lo del segundo tiempo contra Español estamos en presencia de los peores minutos del equipo en la gestación de jugadas ofensivas.

Balance: Positivo. Se continúa invicto, se jugó contra el puntero y el equilibrio entre ambos conjuntos fue notable. Se mantuvo el cero en arco propio otro partido más. Van pocas fechas y la solidez defensiva parece la bandera de este equipo tal cual el torneo anterior. Todavía falta en la creación de jugadas de ataque. No se puede vivir de pelotazos a los delanteros porque sólo de casualidad esos pueden terminar en gol. Cuidan mucho su quintita los jugadores de ofensiva y el equipo carece de sorpresa y juego colectivo para hilvanar jugadas en ataque. Hay mucho tiempo y lo que está bien seguro va a segur así, es cuestión de mejorar en la búsqueda del gol y seguro lo mejor estará por venir.

(Abran la cancha)

 

 

Sigue arriba

En la previa era un partido que prometía porque jugaban el único puntero y uno de sus inmediatos perseguidores. Sin embargo, solo quedó en eso, ya que fue un duelo muy táctico donde ninguno de los dos se pudo sacar ventaja y terminaron repartiendo puntos. 
En el primer tiempo, la jugada más clara estuvo en la cabeza de Yeison Mena Murillo que en el afán de despejar un envió aéreo termino peinando la pelota que por centímetros no culminó dentro de su propia valla. 
En la etapa complementaria, el trámite no varió. Acassuso se paró unos metros más adelante y tuvo la tenencia del balón, pero no pudo inquietar a Carlos Morel. Por su parte, Riestra mostró el orden habitual en defensa y solo contó con algunas infracciones generadas por la habilidad de Gonzalo Bravo -su as de espadas- que no fueron bien ejecutadas por Sebastián Soto y el propio Bravo. 
Este empate, le permitió al Albinegro mantener la ventaja con Acassuso y seguir como líder, aunque esta situación dependerá del resultado de Estudiantes con Tristán Suárez ya que si el Pincha logra los tres puntos este domingo, quedará como puntero. 
(Solo Ascenso)

 

 

Hasta acá llegaste

El Club Atlético Acassuso se presentaba en el mediodía de Ciudad Evita para jugar ante Deportivo Riestra, que llegaba como el único puntero a este partido. El Quemero tenía la posibilidad clara de llegar a ser momentáneamente primero: le debía ganar a su rival para lograrlo. 
Pero todo murió en un pobre 0-0. Y ese 0-0 resume perfectamente lo que fue todo el partido, en el que sólo hubo un pasaje con buena actividad por parte de Ssuso: entre los 20 y los 30 del primer tiempo, el Quemero tuvo las más claras. Un cabezazo en contra de Murillo que dio en el palo y un buen remate de Alan Sánchez que contuvo Morel. Sobre el final de la primera etapa, un centro que cayó al segundo palo complicó al local, pero Carlos Kletnicki no tuvo acción al irse desviado. 
En el complemento no pasó nada de nada. Apenas se puede rescatar un tiro libre de Esteban Pipino que cayó en las manos del arquero rival. 
Sobre el final del primer tiempo Sánchez se fue con un golpe y tuvo que ingresar Viegas. En el inicio del complemento salió Braian Brandán e ingresó Andrés Zanini. Con esas modificaciones, el funcionamiento de Acassuso fue idéntico y Riestra, con todo el potencial en ataque, no pudo ni asustarlo. 
Deportivo Riestra es el equipo que más goles hizo en todo el torneo. Y no sólo eso: también es un equipo que marcó goles en todos sus partidos. Claro, hasta que llegó Acassuso, con su valla menos vencida y su fútbol ya característico. Además, fue el duelo entre los únicos dos equipos invictos de la categoría. Y se fueron invictos. 
(Solo Ascenso II)

 

 

Aburrieron a todos

Fue un partido muy parejo, trabado y con pocas luces. Acassuso mostró otra vez su solidez defensiva ante uno de los equipos más goleadores del torneo que casi no le generó peligro. El partido contó con una sola jugada clara de gol y concordancia con lo que fue el partido se generó a través de un cabezazo de Murillo en contra de su propio arco que hizo lucir al arquero Morel. En el segundo tiempo se prestaron la pelota y ninguno tomó las riendas del partido, el empate fue justo en un partido que pintaba para partidazo y terminó siendo un partidito.
(Mundo Ascenso)

 

 

Promesas sobre el bidet

El Quemero y el Blanquinegro debían enamorar a los futboleros en Ciudad Evita. La promesa de temporal quedó postergada a pesar de algún chaparrón aislado. Lo cierto fue que puntero y escolta, ambos invictos en el torneo, optaron por mantener esa condición y no se lastimaron para nada en el mediodía del sábado. El 0 a 0 calificó el flojo encuentro que brindaron en la cancha de Sportivo Italiano.
Cuando Charly García compuso una de sus grandes obras maestras, intentó explicar en uno de ellos lo cruel que es el fin de una relación. “Calambres en el alma” utilizó el músico para describir una sensación que dejaron, tranquilamente, Acassuso y Deportivo Riestra en la casa del tano. Porque el universo de la redonda número cinco esperaba mucho más de este cruce entre los de Rodolfo Della Picca y Leonardo Ragazzo.
En el primer tiempo tuvieron 10 minutos de furia y el resto fue la monotonía misma. Pudo ser el viento culpable de esos saques de arco sin destino pero tampoco es excusa para justificar el mal encuentro. A los 20 del capítulo inicial casi se la mete en contra, y de cabeza, Yeison Murillo. Carlos Morel y su poste izquierdo hicieron todo el esfuerzo para que la bola no terminase adentro del arco.
Parecía que se encendía el partido porque en la contra lo tuvo Deportivo Riestra con un desborde de Sebastián Soto que descargó para Jonatan Goya. Sin embargo, el número seis vestido de negro, sacó un remate cruzado que se fue muy cerca del palo derecho del eterno Carlos Kletnicki. Cuando iban 24 apareció el ex Platense, Alan Sánchez, con un zapatazo de media distancia que contuvo abajo el uno visitante y así Acassuso quería tomar el protagonismo en el mediodía de Ciudad Evita.
Cuando el reloj marcaba la media hora inicial, el Blanquinegro volvió a generar algo de peligro con una pelota parada que se llevó por delante Gastón Silvani sin puntería. Desde ese entonces, la nada misma volvió a apoderarse tanto de los hombres de Ragazzo como del Quemero que controlaba las acciones del juego con una buena tarea de Agustín Benítez en el mediocampo.
La complementaria fue directamente para el olvido. Sacando un tiro libre de un Gonzalo Bravo totalmente desaparecido y una salvada de Kletnicki, ex Gimnasia y Esgrima La Plata y Villa Dálmine, con el pecho, el resto fue soporífero. Tanto que los tres minutos de adición que propinó Sebastián Zunino fueron un castigo para el fútbol en sí y para quienes soñaban con ver algo de mayor vuelo en el estadio que está camino al aeropuerto de Ezeiza.
Promesas sobre el bidet. Como cantaba Charly García. “Cada cual tiene un trip en su bocho” y el viaje de estas dos escuadras, sin lugar a dudas, estará en pelear arriba durante la actual temporada de la Primera B Metropolitana. Pero el puntero y el escolta no mostraron nada en cancha de Sportivo Italiano. Y con ese 0 a 0 le rompieron el corazón al futbolero nato que esperaba más de Acassuso y Deportivo Riestra.
(Vermouth Deportivo)

 

 

NICOLAS SKOCIR / ACASSUSO PRENSA

 

 

Noticias Relacionadas




 

Club Acassuso @ 2015 | Desarrollado por eQuisDesign.com.ar