Login

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 register

PROXIMO PARTIDO

Martes 21 Agosto, 2018 21:05

 
Acassuso Colegiales
Detalles del Partido
random1.png

IDENTIDAD Y ORGULLO

Existe la tristeza y desilusión sin el reproche. El plantel de Acassuso dejó todo por un sueño que sólo ellos creyeron que era posible. Alcanzó y sobró para el primer objetivo. 

Quedó esa tranquilidad de poder mirarse entre todos a los ojos. De verse las caras y no tener absolutamente nada para reprochar. De sentir la necesidad de agradecer por el año que le hicieron vivir a Acassuso. 

Con calculadora en mano, el Quemero comenzó el torneo a sólo seis puntos del descenso directo a la C. Por primera vez en mucho tiempo el destino marcaba que el club iba a tener que sufrir con la cuestión de la pérdida de la categoría. Y se salvó cuando faltaban siete fechas para terminar un torneo de 36 partidos. 

El envión llevó a la ilusión: verse entre los primeros puestos, casi nunca salir de la zona de Reducido y, lógicamente, nunca caer al tan temido último puesto de los promedios. Acassuso mantuvo sus chances matemáticas de ascenso directo hasta la anteúltima fecha, cuando se cortaron solos Estudiantes y Platense. Y el equipo terminó el torneo en la tercera posición, algo histórico para la institución.

Juani Dobboletta sacó todo lo que le llegó. La primera piedra sólida llegó desde abajo de los tres palos. Y todo lo que le llegó fue poco, porque tenía por delante una línea impasable con Manu Capasso, nuestro orgullo de la cantera, y Cristian Godoy, un descubrimiento de la pretemporada que se fue solidificando con el correr de los partidos. Luis Monge y Gonzalo Bozzoni, que se dueñaron de las bandas -mención aparte para el Turco Ham que se perdió todo el torneo por la lesión, pero empezó como titular-. El doble cinco de juego, de fútbol, con Mati Rojas e Iván Becker. El Chino Fernández, imparable con sus desbordes. La polifuncionalidad de Alan Sánchez. Esteban Pipino, nuestro capitán y goleador que se enamoró de los colores y ahora es un hincha más. Franco Caballero, el sanjuanino que ya adoptamos como propio, que cuando no le salían las cosas adentro de la cancha entendía que tenía que correr el doble. Maxi Brito, que jugó toda la segunda parte del torneo, peleando cada pelota que pasaba cerca. 

Y todos los que no tuvieron los minutos que deseaban, pero pelearon y sufrieron como cualquier otro. El Chino Monllor, Tomi Fonseca, Manu Caspary, el Colo Sosa, Manu González. Leo Pereira Y los productos de nuestra cantera, los que llevan nuestra bandera a todos lados: además de Capasso, Juli Giménez, el capitán, el polifuncional Mati Etchegoyen, Nacho Rotta, Gianluca Ferrario, Agustín Benítez, Nico Magno, Lorenzo Monti, Agustín Auzmendi y Nico “Capasso Jr” Celotti. 

Al cuerpo técnico que le dio una identidad y un juego que llevó a Acassuso a lo más alto de la categoría. Seriedad, compromiso y trabajo. No hay secreto.

Cuando se deja todo no hay reproche. Si los hinchas se ilusionaron fue por culpa de todos estos protagonistas. Las lágrimas de Joaco Ramondino ilustraron a la perfección el sentimiento de la noche del domingo. Lágrimas que también tuvieron los jugadores y de las que el hincha está orgulloso. Demostraron con juego, fútbol, garra, sudor y lágrimas que lo llevan adentro, como lo llevamos nosotros. 

 

A todos ellos, ¡Gracias!

 

 

 

Ignacio Cruz / ACASSUSO PRENSA

 

 

 

Noticias Relacionadas




 

Club Acassuso @ 2015 | Desarrollado por eQuisDesign.com.ar