Login

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 register

PROXIMO PARTIDO

Sábado 27 Enero, 2018 17:00

 
Acassuso Barracas C.
Detalles del Partido
random1.png

Así lo vieron... Atlanta - Acassuso

Acassuso derrotó a Atlanta en su cancha, sumó su cuarta victoria consecutiva y así lo vieron los principales medios especializados y partidarios

Por un “Pipino”

La clave: Esteban Pipino, con una asistencia y un gol sobre la hora, fue fundamental para que Acasusso gane. También fueron importantes Dobboletta y Capasso.

Que hicieron

Atlanta: Salió con la camiseta tradicional, azul y amarilla. Su esquema fue un 4-3-1-2 con Fabián Monserrat por derecha, Joaquín Ochoa Giménez por izquierda, Braian Miranda de enganche y arriba Fabricio Pedrozo y Adrián Martínez. Al minuto tuvo la primera situación de peligro con un disparo de MIranda, cuando parecía que era la noche bohemia. En 120 segundos se derrumbó todo, recibió un gol desde un córner, párrafo aparte lo que le cuesta las pelota paradas al equipo de Berscé. A partir de ahí tuvo solo una en la primera etapa con un remate de Miranda, quién entró al área gambeteando y se la entregó al arquero. El Bohemio buscaba pero no era tan profundo y chocaba con la defensa Quemera y el arquero. En el segundo tiempo, intentó por todos los medios y por todos lados pero no consiguió inquietar a Dobboletta. Salvo una que lo tuvo en los pies Axel Ochoa pero la muralla que fue el "1" visitante se lo impidió. Los cambios no ayudaron mucho al equipo. Segunda derrota consecutiva del conjunto de Villa Crespo.

Acassuso: Se vistió con la casaca tradicional, blanca. Se paró con un 4-3-1-2 con Gustavo Fernández por derecha, Iván Becker por izquierda, Esteban Pipino de enganche; arriba, Franco Caballero moviéndose por todo el frente de ataque y Juan Manuel Caspary de hombre de área. A los 3 minutos ya ganaba por medio de una pelota parada, en la única que tuvo en los primeros cuarenta y cinco minutos. Se dedicó a jugarlo de contra parte de la primera etapa y toda la segunda. En el complemento, tuvo dos situaciones para aumentar la diferencia, pero la mala puntería le jugó en contra. No tenía la pelota pero se defendía bien ante cada avance de Atlanta, la noche exigió mucho a Dobboletta a punto de llevarlo a ser casi figura. Lleva cinco partidos sin que le conviertan goles, el último fue la UAIUrquiza 0-1, Enzo Díaz, en la 7 fecha. Y lleva cinco partidos sin perder, 4 victorias y un empate.

(Revista Ascenso)

 

¡Cuatro al hilo!

Acassuso estiró su buen momento en Villa Crespo, en el cierre de la fecha 12 de la B Metro, y le ganó 2-0 a Atlanta. El equipo de Della Picca ahora acumula cuatro victorias consecutivas y llegó a la posición del Bohemio (tiene un partido menos), aunque con mejor diferencia de gol, y a cuatro del líder UAI Urquiza.

Apenas corrían 4' del primer tiempo cuando Manuel Capasso conectó de primera un corner desde la derecha y puso el 1-0 de la visita.

Acassuso se aferró a la ventaja y, con Atlanta jugado en busca de la igualdad, en tiempo adicionado, Esteban Pipino lo definió de contra para Susso, que ya lleva cuatro al hilo y seis sin derrotas.

El Bohemio, en tanto, no logró aprovechar el empate del Furgón y la derrota de Tristán Suárez, y quedó obligado a ganar el pendiente vs. Talleres de Escalada.

(Diario Ole)

 

Se está haciendo costumbre

El Club Atlético Acassuso vive un gran momento. De la mano de Rodolfo Della Picca, con doce fechas disputadas, se ve un equipo afianzado y completamente maduro que le está escapando ampliamente a los puestos de descenso y se prende en el Reducido.

Este martes por la noche derrotó a Atlanta en condición de visitante por 2-0 y volvió a festejar. En los primeros minutos encontró el gol en los pies de Manuel Capasso. El elegante y joven central del Quemero llegó libre en un corner y metió una volea inatajable para Lugo. La pelota detenida se convirtió en un constante sufrimiento para el Bohemio durante toda la noche.

Desde entonces, Ssuso hizo su juego y se mostró como un equipo maduro y ensamblado. El local generó un par de ocasiones y apareció Juan Ignacio Dobboletta. La idea estuvo en aguantarlo y liquidarlo de contra.

En el complemento ingresó Alan Sánchez a la banda derecha y luego hizo lo propio Julián Giménez, para formar una línea de cinco mediocampistas sobre el final, despegando a Esteban Pipino cuando se recuperaba la pelota. Así llegó el segundo gol sobre el final, con el capitán apilando rivales hasta quedar mano a mano con el arquero y meter el bombazo que, después de pegar en el travesaño, se transformó en el 2-0 definitivo.

Acassuso ganó su cuarto partido consecutivo en el torneo y ya empezó a molestar a los que pretenden pelear el torneo. Ni hablar de los que se prepararon para pelear el descenso contra el Quemero, a los que está dejando atrás: le sacó 21 puntos a Villa San Carlos y ahora superó por tres a Almirante Brown. También superó a Sacachispas, aunque divide diferente.

Además ganó por tercera vez consecutiva ante Atlanta, algo inédito. Así, Acassuso llegó a la mejor racha de su historia en la B Metropolitana: solo había ganado cuatro partidos al hilo en dos oportunidades. La primera fue en 2008 cuando derrotó a Cambaceres, Flandria, Los Andes y el propio Bohemio; la otra en 2014, cuando venció a Morón, Armenio, Barracas Central y Comunicaciones.

(Solo Ascenso)

 

Una mala noche

Atlanta tenía este martes la posibilidad de acercarse a la punta del campeonato, que por el momento ostenta UAI Urquiza. Además, era una buena oportunidad para sacarse la bronca de la derrota ante San Miguel. Pero nada salió como se esperaba.

Es que si hay algo más complicado que jugar contra un equipo de Della Picca, es arrancar perdiendo desde el arranque. Y eso le pasó al Bohemio, que a los 4 se encontraba abajo en el marcador gracias a una volea de Capasso en un tiro de esquina.

Durante la primera etapa, Atlanta tuvo buenas intenciones, aunque no pudo acertar. La más clara fue de Miranda, que apiló a tres y definió de cachetada, pero Dobboletta le adivinó la intención y se la quedó. En defensa, sólo pasó sobresaltos con los córners, pero cada uno era una puñalada.

En el complemento, Bersce probó cambiando el esquema pero sosteniendo los nombres, y aunque intentó durante todo el partido, estuvo lejos de lograr peligro. La profundidad con que Atlanta coronaba su tenencia era lo que lo convertía en un rival peligroso, por las bandas y con diagonales. Pero nada de eso estuvo en la noche del martes.

Sólo el ingreso de Chaves, que volvió a entrar con buen nivel, dio esperanzas, y a la salida de un centro suyo, Álvarez habilitó a Martínez, que se le bajó a Ochoa, pero el zurdazo cruzado del lateral (que ayer ofició de volante) rebotó en la pierna del arquero visitante.

Jugado en ataque y con algunos signos de cansancio, el Bohemio dejó espacios en el fondo, y en el final, Pipino lo dejó atrás Bianchi Arce, para definir con potencia sobre el cuerpo de Lugo y con ayuda del travesaño para cerrar el encuentro en el 0-2.

Fue la segunda derrota consecutiva para Atlanta, ante dos rivales que lo supieron complicar, pero también en dos partidos en los que equivocó los caminos para dar vuelta el resultado.

(Solo Ascenso II)

 

La “Fitoneta” sigue de racha

El orden, el equilibrio y la reducción de espacios en su zona defensiva son los ítems principales de este equipo de Acassuso. Sello principal de cualquier equipo que dirija Fito Della Picca.

Pegar en los momentos justos y menos pensados para su rival, también. Por eso, apenas comenzado el partido, en la primera situación que tuvo la visita, se puso en ventaja. Tiro de esquina desde la derecha, Capasso que escapa a su marca y le da de aire al balón clavando una fuertísima volea de derecha al palo izquierdo de Lugo. Sorpresa.

Iban tres minutos de juego y el resto del partido se dio como se esperaba. Atlanta dueño de la pelota y tratando de elegir las mejores opciones de ataque. Acassuso defendiendo con dos líneas de cuatro férreas cortando los circuitos futbolísticos del local.

Pocas llegadas para los de Berscé. Miranda se iluminó en una jugada pasando entre tres rivales dentro del área pero definiendo suave a las manos de Doboletta. Adrián Martínez con una media vuelta aparecía en acción sobre el final de la primer etapa pero otra vez, Doboletta estuvo atento al disparo.

Poco para las aspiraciones de Atlanta. No había circulación de balón como en otros partidos y tampoco cambios de ritmo de tres cuartos en adelante. Acassuso resistía bien y casi sin sobresaltos.

La segunda etapa fue más de los mismo. Si bien la visita tuvo una contra rápida de Pipino por izquierda que definió Caballero cerca del palo izquierdo de Lugo, parecía que resignaba pisar suelo rival para aferrarse a la ventaja.

Los de Villa Crespo intentaban pero no sabían como entrar al área del seguro Doboletta. La más clara la tuvo Axel Ochoa, después de la única combinación coherente de la noche. La comenzó Leonel Alvarez, la siguió Adrián Martínez quien cedió para la entrada de Ochoa. La definición del defensor, que entró en el segundo tiempo, fue despejaba por el pie izquierdo de Doboletta cuando parecía el empate.

A pesar de los cambios pergeñados por Berscé, con el transcurrir del encuentro Atlanta fue muriendo de impotencia y en el descuento Acassuso lo terminó de liquidar con una buena escapada de Pipino por izquierda, quien le ganó en velocidad a Bianchi Arce y definió ante la salida de Lugo. Travesaño y adentro. El 2 a 0 terminaría siendo el resultado definitivo.

De esta manera el equipo de Fito llegó al cuarto triunfo en forma consecutiva y parece haber encontrado el camino. En cambio. el "Bohemio" sumó su segunda derrota consecutiva y a pesar que siempre quiere y busca la victoria, no siempre se va a encontrar con facilidades para encontrarla. Deberá retomar el nivel futbolístico de hace unas semanas. Hay tiempo y el torneo está abierto.

(Mundo Ascenso)

 

Ssuso de sorpresa

Con un gol de Manuel Capasso y otro de Esteban Pipino, Acassuso superó ayer 2 a 0 a Atlanta en el estadio León Kolbowsky. De esta manera, los Quemeros dieron la sorpresa y se ubicaron a cuatro puntos de la cima de la tabla.

Sorprendió a propios y a ajenos, diría la famosa frase, un tanto trillada. El partido dejó atónito hasta a un estadounidense que presenció el encuentro casi por azar. Mike se llama el joven americano. Mucho no entendía lo que pasaba en el estadio y menos en el campo de juego. La gente de Atlanta, tampoco. Porque recién comenzado el cotejo, Capasso puso en ventaja a la vista a los 3 minutos.

Prematuro golpe recibió el Bohemio que intentó por todas maneras pero el arco no se abría. Mientras tanto, Susso esperaba agazapado en su propio campo para salir rápido de contra. Sin embargo, en la primera parte Atlanta no pudo llegar con claridad y las chances se iban reduciendo.

La defensa de la visita se iba solidificando y el Bohemio no encontraba los caminos para derribarla. Berscé probó con algunos cambios ofensivos pero no rindieron frutos. Mientras que Ssuso cuando podía atacaba o molestaba al rival hasta que, en una de las últimas del cotejo, apareció Pipino para sentenciar las cosas.

De esta forma, Atlanta perdió la posibilidad de prenderse en lo más alto de la tabla. Por su parte, Acassuso continúa con su racha ganadora de dos victorias al hilo con 6 goles a favor.

(Todo Ascenso)

 

Escala en las dos tablas

Acassuso no para de crecer en la Primera B Metropolitana. En Villa Crespo sorprendió a Atlanta y le ganó por 2 a 0 para la obtención de la cuarta victoria consecutiva. El Quemero se prendió en las primeras colocaciones de las posiciones, sueña con la Copa Argentina (entran los primeros 5 hasta el final de la primera ronda) y le sacó 21 puntos a Villa San Carlos y 3 a Almirante Brown en los promedios. El Bohemio no le encontró la vuelta al planteo defensivo de su rival y chocó con sus limitaciones.

El golpe de la visita apareció en el inicio del primer tiempo con un gol madrugador de Manuel Capasso que definió tras un córner. Los dirigidos por Francisco Berscé se lanzaron a la búsqueda del empate pero las situaciones no llevaron el peligro suficiente por la gran tarea defensiva de Ssuso y la actuación del arquero Juan Dobboletta. Los hombres de Fito Della Picca no sólo esperaron en el fondo sino que también pudieron aumentar con un acercamiento de Matías Rojas.

Al local le costó horrores encontrar la respuesta, tanto es así que tardó media hora en generar una chance. El equipo de Boulogne armó las suyas con Pipino y Caballero pero los intentos quedaron en la nada y le dieron vida a su rival. Axel Ochoa y Adrián Martínez tuvieron sus oportunidades aunque claramente no era el día del club de Villa Crespo porque encima en tiempo de descuento Esteban Pipino completó una contra que dejó el 2 a 0 definitivo.

Escala en las dos tablas. Acassuso dio el batacazo de la fecha en la B Metro con un triunfo importante ante Atlanta en Villa Crespo por 2 a 0. El Quemero escala en ambas tablas y ahora sueña con algo más que zafar del descenso.

(Vermouth Deportivo)

 

Acassuso se aprovechó de un Atlanta inconexo

El Pepi Berscé solo realizó un cambio respecto del partido frente a San Miguel: el ingreso de Guillermo Sánchez en el lugar de Axel Ochoa. Mantuvo así el esquema que mete por momentos a Vega como líbero armando una línea de 3, y que en otras ocasiones se torna un 4-3-3 o un 4-3-1-2. Acassuso, comandado por el experimentado Fito Della Picca, antepuso un 4-4-2 clásico, aunque Monge tendía a sumarse por momentos al medio. Y Atlanta la pasó mal de entrada. Primero una salida desesperada de Lugo, y enseguida un córner desde la derecha que Capasso tomó con un derechazo seco que se clavó en el arco de Lugo, una réplica del que Atlanta había sufrido en San Miguel.

Con el 0-1, Atlanta intentó salir a buscar la igualdad. Y contó de entrada con la inspiración de Miranda: en 12’ poniendo una pelota cruzada perfecta para Pedrozo, que tocó al medio ante la salida de Dobboletta, pero no llegó Martínez. Y en 16’ metiéndose en el área sorteando piernas, pero luego rematando defectuosamente. Dos jugadas que marcaban su nivel. Pero luego se pinchó el propio Miranda, y con él desapareció Atlanta. La dupla Sánchez-Ochoa Giménez no hacía pie por izquierda, Monserrat se veía muy apagado, y los delanteros no llegaban. Es así que no hubo más situaciones de gol en toda la primera etapa. Acassuso mostró la prodigalidad de Caballero, un 8 que jugaba de 9 y que generaba dudas en la defensa bohemia.

Se suponía que Atlanta saldría a buscar el empate en la segunda etapa, pero si le había sido difícil antes, lo fue aún más ahora. En 12’ Berscé cambió el esquema con el ingreso de Alvarez y Ochoa por Sánchez y Ochoa Giménez, con lo que se armó un claro 3-4-1-2, con Bettini y Ochoa definitivamente sumados al medio campo. Pero Atlanta no encontraba ningún camino. No podían Alvarez y Monserrat en el medio, fallaba Miranda, no alcanzaba la voluntad de Martínez. En 18’ una pifia en defensa dejó a Caballero solo para enfrentar a Lugo, pero el arquero tapó.

Della Picca empezó a sacar delanteros y poner volantes, y Atlanta caía y no se levantaba. En 26’ Pipino anunció con un remate apenas desviado que Acassuso estaba más cerca del segundo que Atlanta del empate. El ingreso de Chaves por Bettini pareció darle nuevos bríos, y fue así que Atlanta generó una jugada en la que Martínez tocó atrás para Ochoa, y su remate rebotó providencialmente y salvó al visitante. Pero pronto se apagó la estrella, llegó el descuento, y la escapada de Pipino por izquierda superando con facilidad a Bianchi Arce, y rematando cruzado desde posición esquinada para poner el lapidario 2 a 0. Nuevo golpe para Atlanta, que tuvo una actuación para el olvido.

(Club Atlético Atlanta – Sitio oficial)

 

Perdidos en la noche

Segunda derrota consecutiva en el torneo, segundo gol de pelota parada casi calcado en los movimientos, y tercer partido que se pierde de forma seguida en el historia ante Acassuso ya que se viene de perder los dos partidos de la temporada pasada tambien.

El bohemio se encontró a los 3 minutos 1 a 0 y nunca reaccionó. Salvo por alguna jugada individual de Mirada en el primer tiempo nunca se logró superar al rival, que bien plantado en el fondo supo controlar al bohemio y llevarse la victoria por 2 a 0 con una gran definición en el final del encuentro.

Otra vez Berscé insistió con Ochoa Gimenez como extremo por izquierda, posición en la que se lo nota incomodo, por momentos baja, por momentos se cierra, y se termina desdibujando por momentos el 433 original que se intenta proponer. Con varios jugadores en un flojo nivel desde hace algunos partidos, el bohemio no encontró caminos, ni variantes para poder siquiera pensar en empatar el encuentro.

En la segunda mitad, Berscé decidió el ingreso de Alvarez x Ochoa Gimemez y de Axel Ochoa x Sanchez. Segun su explicacion buscó en el sector izquierdo poner un jugador más fresco como Ochoa para ir por la banda y luego con Alvarez tener más fútbol en el medio. Nada funcionó, reconocido por el DT luego del partido. El detalle no es que un cambio no resulte porque ha pasado mil veces en el futbol y pasará mil más, la cuestión para por leer mal en encuentro y perder cambios de forma innecesaria cuando se terminó tirando centros con gente baja en el área y no con Milton Gimenez buscando ganar de arriba.

Otro detalle para analizar es la conformación de los bancos de suplentes, dos volantes centrales (Previtali y Alvarez) uno con más marca y otro con más juego , pero dos volantes al fin, que no sería tan grave sino estuviesen Oyola y Chaves también en el banco dos jugadores que juegan de extremo por izquierda, lo que nos lleva a la pregunta de ¿es determinacion pura y exclusiva del DT o la falta de variantes en el plantel le hacen decidir este banco de suplentes?

Repetimos lo que venimos diciendo, Atlanta tiene identidad, Atlanta tiene juego, Atlanta tiene buenos jugadores, pero debe corregir errores que empiezan a pagarse caro, el 11 titular es 1, algunos cambios de partido a partido no se entienden, los bancos tampoco y principalmente hay que resolver el problema de pelota parada que viene costando puntos en varios encuentros. El campeonato está más que abierto, Somos Atlanta y hay tiempo de sobra para pelear el torneo, pero hay ciertos errores que son claves y que no se pueden cometer, este es el momento de cambiarlos.

(El Show de Atlanta)

 

Gana y se prende

Fito Della Picca repitió el equipo que venía de golear a Colegiales, en busca de seguir por el mismo camino. Enfrente estaba Atlanta, uno de los equipos de mejor rendimiento en lo que va del torneo y con nombres importantes como los del ex San Lorenzo Bianchi Arce y el ex Independiente Monserrat.

Al igual que en el partido con Cole, Acassuso golpeó de entrada y a los tres minutos se puso 1 a 0 cuando Capasso clavó una volea tras centro de Pipino que dejó sin respuestas al arquero Lugo. Con el resultado a su favor, el Quemero juntó las líneas y trató de cerrarle los caminos a Atlanta que rápidamente se fue en busca del empate. A lo largo del primer tiempo el local solo tuvo una chance clara, cuando Miranda apiló varios jugadores y se metió en el área, pintaba para ser un golazo pero definió suave a las manos de Dobboletta que controló sin dar rebote.

En la segunda etapa el trámite fue similar, aunque Acassuso de contra tuvo un par de chances y Atlanta casi nunca pudo inquietar el arco de un muy seguro Dobboletta. El Quemero tuvo una chance muy clara en los pies de Caballero, pero la pelota se fue a penas desviada. Atlanta tuvo la suya en los pies de Ochoa pero Dobboletta bajó la persiana. Ya en tiempo de descuento Gonzalo González metió un cambio de frente bárbaro para la aparición de Pipino, que dejó en el camino a Bianchi Arce y le rompió el arco a Lugo para poner el 2 a 0 definitivo. Gran triunfo de Acassuso que llegó a 20 puntos, sólo 4 por debajo del líder UAI Urquiza.

Lo mejor: El equipo tuvo una actuación notable tanto en lo individual como en lo colectivo. Hubo puntos muy altos. Capasso además de marcar el primer gol realizó un trabajo muy destacado en la zaga. Muy bien acompañado por el resto de la defensa que nunca desentonó. Todo el equipo entendió el partido del comienzo a final. Le cerró todos los caminos al Bohemio y protegió a Dobboletta de forma tal que sólo tuvo que lucirse en un par de oportunidades. El intento por recuperar la pelota comenzó con los delanteros, destacándose el gran trabajo de Pipino que ayudó en la recuperación con el oficio de un jugador aguerrido  (además tuvo tiempo para jugar y marco un golazo en el epílogo del partido).

Las dudas: No es fácil encontrar puntos bajos. Quizá a Caspary le faltó un poco más de participación en ataque y a su reemplazante González un poco más de movilidad para la contra. Como consecuencia de esto el Quemero no lo definió antes y pasó alguna sosobra en los diez finales del segundo tiempo (en ningún otro momento anterior pareció que el local estuviera cerca del empate a pesar de jugar en nuestro campo y tener mucho tiempo de posesión de pelota)

Balance: Positivo. Se ganó el cuarto partido al hilo. Ya es de cinco la racha de partidos sin perder. Se estiró a veintiuno los puntos de diferencia con VSC por el tema descenso y muy despacito se empieza a mirar de reojo la tabla genera que lo encuentra clasificando al reducido. Se ve a un equipo muy solidario, muy comprometido con la causa. Cada uno parece conocer su libreto e intenta cumplirlo a la perfección. Además de minimizar al rival tuvo tiempo para llegar al arco rival con mucho peligro.

Algún viejo filósofo dijo que el fútbol es un estado de ánimo. Da la sensación que hoy por hoy el de Acassuso está por las nubes....y vaya que se nota en la cancha.

(Abran la cancha)

 

Informe: Nicolás Skocir

 

Noticias Relacionadas




 

Club Acassuso @ 2015 | Desarrollado por eQuisDesign.com.ar