Login

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 register

PROXIMO PARTIDO

Sábado 02 Septiembre, 2017 15:30

 
Acassuso A definir
Detalles del Partido
random1.png

Acassuso derrotó a Platense... y Así lo vieron

Así vieron los principales medios deportivos y partidarios digitales la victoria de Acassuso sobre Platense...

 

Acassuso se sacó la mufa de encima

(Revista Ascenso)

LA CLAVE: El orden y los desplazamientos en el terreno de Acasuso en su conjunto. Fue mucho más ordenado.

QUE HICIERONPlatense: Trató de cumplir con su obligación de triunfo, pero chocó con un par de circunstancias negativas, entre la lesión de Bustos y la roja a Talamonti por un tumulto (inconcebible en un jugador de su experiencia). Lo peor fue todo el lapso en el que fue perdiendo 1 a 0, donde no dio ni la más mínima sensación que lo fuera a empatar. Llegó por inercia en el tramo final donde inclusive le negaron un penal, pero no hubiese sido justo, por el balance global, que alcanzara la igualdad. Solo Quiroga y Vizcarra zafan del naufragio.

Acassuso: De la mano del ¨Chino¨ Fernández, Pipino y la rotación de los puntas, cuando llegó lastimó y se anotó en el marcador con un golazo de González. Bien los centrales, atentos para los relevos y los anticipos, aplicando rigor cuando hacía falta y cuando podían jugaban. Con todo esto, su victoria no extrañó, por más que haya terminado sufriendo cerca de su arco. Y además, encontró el gol ya que hace varios partidos seguidos que convierte.

 

Se prendió fuego

(Diario Ole)

On fire está el Quemero. Acassuso logró un gran triunfo de visitante ante Platense, para bajarles sus expectativas de pelear por el único ascenso directo. El equipo de Blas Giunta festejó por 2-1 y sumó puntos importantes para salir del fondo. Tremendo fue el golazo de Gonzalo González, el que abrió el encuentro, con un zurdazo tres dedos que se clavó en el ángulo de Ezequiel Mastrolía. Inalcanzable. Un fuego.

A Platense no le salió nada. De entrada, se lesionó Jonathan Bustos. Al toque, el golpe de González. En el arranque del segundo tiempo, expulsado Leonardo Talamonti. Y detrás del defensor, también se fue al vestuario el entrenador Omar Labruna. Como si fuese poco, Adrián Reta llegó a la quinta amarilla. Y a los 26 minutos del complemento, Nazareno Fernández Colombo bajó en el área a Esteban Pipino y Gustavo Fernández cambió penal por gol: 2-0. De poco sirvió el descuento de José Vizcarra, de cabeza.

 

La mejor versión

(Solo Ascenso)

Acassuso jugó un enorme encuentro. Dominó en todo momento ante un Marrón que es siempre uno de los candidatos a ser protagonista del torneo y se llevó una victoria en un reducto que fue siempre imposible para el Azul del Norte, contra el que no había conseguido nunca un triunfo como visitante. De hecho, sólo le había ganado en una oportunidad, haciendo de local en Campana. 
Un mediocampo extraño que apareció hace cuatro fechas y jugó un muy mal partido ante UAI Urquiza, la rompió en el Ciudad de Vicente López. Julián Giménez fue el líder de esa línea de cuatro y cubrió todos los espacios que iban dejando sus compañeros. Rodrigo Chao tuvo el despliegue y le brindó el perfil zurdo en el centro de la cancha para el primer pase, siendo también el referente de presión. Esteban Pipino, por izquierda, manejó los tiempos y Gustavo Fernández, por la derecha, todo lo contrario: rompió con su ritmo la defensa local. 
Desde el inicio, Acassuso se mostró mejor plantado en cancha y se lo hizo sentir a Platense. Rápidamente hicieron entrar en una enorme confusión al Calamar, esperando y obligando al error al doble cinco local. 
El primer gol fue una delicia. Llegó con una gran jugada del Quemero a puro toque. Chao abrió para Gonzalo González, que la clavó de tres dedos en el ángulo. ¡Qué golazo! Y, además, el Tanque jugó un partidazo, aguantando todas las pelotas y descargando siempre limpio. 
Con el paso de los minutos se fue calentando todo. José Vizcarra tuvo un duelo muy particular con la zaga visitante, con la impotencia de no poder superarlos, y reaccionó. El árbitro no lo vio, pero el clima quedó muy caliente. En la última jugada Talamonti revoleó unas trompadas y el plantel se fue rápido a los vestuarios. En el regreso, para iniciar el segundo tiempo, el zaguero vio la roja. 
Desde ahí, Acassuso se replegó y salió de contra. En una de ellas, Esteban Pipino ingresó al área, mano a mano con Mastrolía, pero lo bajaron desde atrás. Presionado por todo el entorno, Carreras ni le mostró tarjeta, pero cobró penal. Fernández lo canjeó por gol para aumentar la ventaja. 
El Quemero se ponía merecidamente 2-0. Pero sufría una baja preocupante. Julián Giménez dejaba la cancha lesionado, pero después se confirmó que sólo fue un golpe y no hay nada que lamentarse. Vizcarra descontó de cabeza y le puso sufrimiento a la jornada, pero Acassuso se llevó la gran victoria.

 

Le aplicaron el 2x1

(Solo Ascenso II)

El equipo que dirige Omar Labruna tenía la oportunidad de volver a la senda del triunfo para meterse en los puestos de arriba de la tabla de posiciones, ya que recibía en Vicente López a Acassuso, equipo que llegaba en la última posición. Parado en el medio con un doble cinco novedoso, con Julio Mozzo y Leandro Kuszco, con la vuelta de Leonardo Talamonti luego de recuperarse de su lesión, el local se paraba en el campo de juego con la ilusión de un triunfo que lo haga ganar en confianza. 
En el arranque del encuentro, se le notaba al Marrón que le costaba generar situaciones de gol, más allá de tener la pelota. La primera mala noticia, llegó a los 20' de juego, cuando Jonathan Bustos abandonó el campo de juego con gestos de mucho dolor, y en su lugar ingresó Cristian Zarco. Esta ausencia de Jony, caló hondo en el funcionamiento, dado que Luis Quiroga quedó muy solo en cuanto a la creación de juego, teniendo en cuenta que las características del Punchi son muy diferentes. 
A pesar de todo, fue Zarco quien a los 22' ingresó por izquierda, y definió al primer palo, con la mala fortuna que el balón pegó en la parte externa de la red. El trámite del encuentro seguía parejo, pero llegando a la media hora de juego, una combinación de toques derivó en Gonzalo González, que desde el vértice del área grande, le pegó con la parte externa del botín, colocando el balón cerquita del ángulo superior izquierdo de Ezequiel Mastrolía, que no pudo con ese disparo, 1-0 para la visita, y sorpresa en el Ciudad de Vicente López. 
Se le hacía cuesta arriba a Tense acercarse con claridad al arco de Julio Salvá, dependiendo mucho de lo que hiciera el Popi Quiroga, quien estaba muy solo en la creación. A cinco del final, el propio Quiroga habilitó por derecha a Emiliano Carrasco, que envió el centro al área para que José Vizcarra se lo pierda de cabeza tirándola afuera. Antes de que finalice la primera mitad, una contra de la visita culminó con un remate de Damián Salvatierra que tapó Mastrolía. 
Una vez terminado el primer tiempo, hubo un tumulto en el área del arco de la tribuna Goyeneche, hasta ahí, sin consecuencias graves. Lo llamativo fue a la vuelta del descanso, cuando José Carreras le mostró la tarjeta roja a Talamonti, ante el desconcierto de todos los hinchas y el propio jugador, quien aseguró haber sido expulsado por una acción sobre el final del primer tiempo, si fue así, ¿ Por qué el juez no lo expulsó antes de ir al vestuario, y esperó a que regrese del mismo? Dos minutos más tarde, debió abandonar el banco de suplentes, el entrenador Omar Labruna que también fue expulsado. 
Con más ganas que fútbol, el local intentaba llegar al empate, y cerca del primer cuarto de hora, el arquero del Quemero le tapó un cabezazo a Vazzoler, y un minuto después, un remate del Popi Quiroga salió cerca del palo. Mastrolía le tapó un remate a Salvatierra a puro reflejos evitando la segunda caída enviando la pelota al córner. 
Promediando la etapa, una contra letal de Suso dejó a Pipino de cara al gol, pero fue derribado por Nazareno Fernánadez, quien le cometió penal, y que Gustavo Fernández cambió por gol, 2-0 y la desazón inundaba el estadio. A diez del final, descontó el Chino Vizcarra con un gran cabezazo para el 2-1 definitivo. Cuando terminaba el encuentro, Vizcarra cayó en el área y la gente reclamó penal, pero el árbitro no lo concedió. 
Dura e inesperada derrota de Platense, que si bien permanece aún en la zona del Reducido, preocupa la falta de juego y de resultados que supo tener hasta hace muy poco.

 

Un grito que se escuchó por primera vez

(Mundo Ascenso)

El "Quemero" se llevó un preciado triunfo de Vicente López, este martes. Por ser más prácticos, saber presionar y pegar cuando tuvieron espacios, los de Blas Giunta lograron volverse a casa por primera vez con los tres puntos de la cancha de Platense. 
En la primera mitad, los locales salieron a tratar de adelantar su línea de volantes para poder lastimar con el tridente que compusieron Leandro Kuszko - Luis Quiroga y Jonathan Bustos. Este último, la pieza clave del equipo para el desequilibrio, fue el primero que generó dolores de cabeza. Y no para los contrarios, sino para la propia gente de Platense. Es que a los 20 minuto se desplomó, pidió asistencia médica y no pudo seguir en la cancha tras un golpe. Su reemplazante fue Cristian Zarco, que en la primera que tocó casi la manda a guardar. 
Sin embargo, la visita fue el que abrió el marcador. Todo nació desde el pie del buen Esteban Pipino (estupenda labor), que encontró a Damián Salvatierra, este a Rodrigo Chago y por último a Gonzalo González, quien con un zurdazo con efecto hizo el 1-0. Un terrible golazo con una comba inusual que dejó congelado a todo Zufriategui y Liniers. El resto de la primera parte se destacó por la jugada final. Es que antes de un tiro libre Leonardo Talamonti forcejeó y le metió una trompada a Manuel Capasso. El árbitro no lo vio, amonestó al defensor "Quemero" cuando le fue a reclamar y por último, esperó a que Platense salga al segundo tiempo y expulsó a Talamonti, en un hecho nunca antes visto por el tiempo que pasó entre la acción y la sanción.
Así, el "Calamar" arrancó el segundo tiempo con uno menos y un 0-1 en el resultado. Sin embargo, le puso intensidad y terminó llegando con más claridad al arco de Julio Salvá que cuando tenía 11. "Tense" tuvo dos claras por intermedio de Francisco Vazzoler y otra por Luis Quiroga. De la vereda de enfrente, el más activo fue Salvatierra que fue cortado por Ezequiel Mastrolía en dos ocasiones nítidas; primero casi en un mano a mano y después con una volada contra el palo izquierdo. Pero Acassuso siguió y tuvo premio; a los 26 Nazareno Fernández Colombo barrió en el área y Carreras sancionó penal. La bola la tomó Gustavo Fernández, quien con un tiro bajo puso el 2-0.
Después, solo hubo tiempo para ver un gran gol de cabeza de José Vizcarra para descontar e innumerables bochazos a la carga, hombres en el suelo y pedidos desesperados de penales. El más sensato fue el de los 48 minutos, cuando a Salvá se le escapó un centro y Fernández lo pisó a Zarco claramente, pero Carreras prefirió dejar seguir a pesar del estallido del público. "Ssuso" lo aguantó y sufrió para lograr cortar una racha de diez partidos sin ganar. Platense sigue cayendo, perdió la chance de ponerse a uno de Atlanta y sumó su segunda derrota al hilo. 

 

Incendiados

(Todo Ascenso)

Platense perdió en condición de local con Acassuso por la fecha 31 del campeonato de la Primera B Metropolitana. El Quemero se impuso 2-1 frente a un Calamar que no consigue volver a los buenos resultados y con esta derrota quedó en la octava posición.
Pasadas las 21 arrancó el encuentro en Vicente López y Platense saltó a la cancha con la vuelta de figuras importantes pero también con algunas modificaciones particulares en el 11 titular. Si bien el Calamar comenzó un poco mejor, las primeras llegadas al arco eran para Acassuso que se animaba en busca de cortar una racha de 14 partidos sin conocer la victoria. Las malas para el equipo de Omar Labruna no tardaron en llegar y la primera vino con la lesión de Jonathan Bustos que a los 9’ acusó un golpe en la rodilla. El jugador tuvo que salir del campo de juego para ser atendido y a los pocos minutos de haber ingresado nuevamente, pidió el cambio porque no podía seguir. Más tarde se supo que el 10 posiblemente haya sufrido un esguince de rodilla y en el día de hoy se le están realizando los correspondientes estudios para determinar cuanto tiempo estará fuera de las canchas.
El Marrón parecía complicado en el mediocampo, las constantes faltas y pases erráticos por parte de Leandro Kuzco y Julio Mozzo respectivamente, le daban a Susso la ventaja para poder llegar al borde del área. En los pies de Esteban Pipino tuvo las más claras con varios remates al arco y a los 28’ a través de una gran jugada colectiva llegó el primer tanto. El que la mandó a guardar fue Gonzalo Gonzalez que estampó un zurdazo inatajable en el ángulo de Ezequiel Mastrolía. En lo que quedaba de la primera mitad el local no supo concretar con precisión las que le quedaban cerca del arco. Luis Quiroga pateó un lateral que se fue pasadísimo y José Vizcarra en una de las últimas, cabeceó solo y la pelota se fue cerquita del palo derecho del arquero.

Se venía el complemento y antes de arrancar se vivió una situación muy polémica. El árbitro, José Carreras, expulsó a Leonardo Talamonti por una falta cometida durante el primer tiempo. Aparentemente cuando terminó la primera parte, el juez fue a buscar al capitán calamar y este ya se encontraba en el vestuario por lo que a penas volvieron al campo de juego, le mostró la roja ante la mirada atónita del equipo y del público local que no podía creer lo insólito de la escena. Como si fuera poco, al minuto también fue expulsado Omar Labruna y el ambiente en el Ciudad de Vicente López estaba prendido fuego. A los 6’ del ST vieron la amarilla Gustavo Toranzo por una falta y el Chino Vizcarra por protestas, los insultos hacia Carreras por parte de la tribuna ya se escuchaban desde todos los rincones de la cancha.

Platense se animaba a pesar de jugar con un hombre menos pero no lograba definir con claridad. Francisco Vazzoler lo tuvo primero a través de un tiro al arco que se fue a penas desviado, y luego cabeceó en soledad pero el arquero Julio Salvá se la contuvo a tiempo. A los pocos minutos sería Mastrolía quien a través de una atajada espectacular, la manda al corner después de taparle un fuerte disparo a Damián Salvatierra. Sobre la mitad de la parte final, el partido es de ida y vuelta pero los locales siguen cometiendo errores y lo pagan caro cuando Nazareno Fernandez Colombo le comete falta a Gustavo Fernandez en el área. Penal para Acassuso que Fernandez convierte para poner el 2-0 arriba a los 26’ del complemento. Cuando parecía que no pasaría nada más llega el descuento y Vizcarra pone el 2-1 final de cabeza luego de un centro de Vazzoler. El Calamar juega con más empuje que buen fútbol tratando de conseguir el empate sobre los últimos minutos del encuentro pero no le alcanzó y a los 49’ el árbitro dio por terminada la velada.

El equipo de Blas Armando Giunta logró un gran triunfo de visitante para salir del fondo de la tabla y cortar la mala racha. Los dirigidos por Labruna no logran recuperar la memoria y lejos quedó el invicto de 14 fechas seguidas. Se medirán el próximo domingo desde las 11hs frente a Colegiales en Munro e irán en busca de asegurar la clasificación al reducido.

 

El Quemero volvió con todo

(Vermouth Deportivo)

Por el cierre de la trigésimo primera fecha del Torneo de la Primera B Metropolitana en el Estadio Ciudad de Vicente López y con el arbitraje de José Carreras, Acassuso derrotó nada más y nada menos que a Platense por 2 a 1 en lo que fue su primera victoria de este año con los goles de Gonzalo González y Gustavo Fernández. Mientras que el tanto para el local lo hizo José Vizcarra.
En la primera etapa, El Calamar salió en busca de la victoria para continuar en la lucha por el campeonato, manejando los hilos del cotejo y la posesión de la pelota sobre todo con sus figuras Leandro Kuszko ,Luis Quiroga y Jonathan Bustos pero éste último debió salir ya que se lesionó a los 20 minutos.
Siete después, llegó la apertura del marcador pero para la visita. Luego de una gran contra, una buena jugada colectiva terminó con un pase de Rodrigo Chao para González quien, de zurda, estampó el 1 a 0.
Corría el encuentro y no pasaron grandes sobresaltos, excepto en la última jugada cuando Leonardo Talamonti le metió una trompada a Manuel Capasso que el juez no vio y amonesto al defensor visitante.
Ya en el complemento, antes que comenzara, Carreras terminó expulsando a Talamonti y el dueño de casa debió jugar con uno menos toda la segunda parte.
Ambos conjuntos tuvieron sus oportunidades, uno de empatar en los pies de Francisco Vazzoler y Quiroga y el otro de alargar la ventaja con los disparos de Damián Salvatierra.
No fue hasta el minuto 26 que Susso volvió a anotar, esta vez desde el punto del penal debido a una infracción de Nazareno Fernández Colombo. Fernández tomó la pelota, la acomodó y decoró el 2 a 0.
A falta de diez para el final, Vizcarra logró descontar de cabeza pero no fue suficiente para llegar al empate por lo que llegó el pitazo que pondría las cifras definitivas 2 a 1 a favor de Acassuso.

 

Volvió a ganar

(Argentina en Ascenso)

El partido tuvo un comienzo bastante parejo pero con el paso de los minutos la visita comenzó a crecer favorecido por la salida de Jonathan Bustos quien debió dejar el terreno de juego por una lesión.
El Quemero comenzó a dominar el balón hasta que a los 30 minutos logró abrir el marcador con un tanto de Gonzalo González quien de zurda colgó la pelota en el ángulo del arco. A pesar de los intentos de Tense, se fueron al descanso sin poder modificar el resultado.
El panorama se complicó más para los de Vicente López en el complemento, el árbitro expulsó a su capitán Leonardo Talamonti y a su técnico Omar Labruna.
Los de Boulogne aumentaros la diferencia con un penal pateado por Gustavo Fernández en el minuto 26 y a pesar que diez minutos más tarde el marrón pudo descontar con un cabezazo de José Vizcarra, los de Giunta se llevaron los tres puntos que lo ayudan en su pelea por la permanencia y comprometen a su rival respecto a su lugar en la zona de reducido.

 

Relegado en las Carreras

(Atado a tu locura)

El equipo dirigido por Omar Labruna llegaba a este encuentro con la ilusión de meterse nuevamente en los primeros puestos, ya que recibía a un conjunto que se encontraba en la última posición de la tabla del campeonato. Sin embargo, nada fue color de rosas en el Vicente López. El Calamar fue derrotado por el Quemero, y ningún hincha se sintió identificado con la forma de jugar del plantel dentro del campo de juego. ¿Dónde está la Labruneta?
En los primeros minutos del cotejo, la visita fue quien se ocupó de tomar el control del partido, ya que el Marrón no podía hacerse con el balón ni lastimar a su rival. A los 20′ llegó la primera mala noticia para Platense. Jonathan Bustos salió lesionado en su rodilla y el equipo perdió a su jugador más desequilibrante. El primer grito sagrado surgió de un remate de tres dedos de Gonzalo González, quien colocó su tiro en el ángulo izquierdo de Ezequiel Mastrolía. ¡Golazo! Imposible para el arquero. No hubo mucho más en estos primeros 45′.
Al volver al campo de juego tras el entretiempo, Leonardo Talamonti vió la tarjeta roja debido a unas trompadas que le había dado al número dos de Susso en la última jugada de la primera etapa. En el complemento, el equipo vestido de azul se replegó aprovechando el hombre de más y lastimaba al dueño de casa mediante contraataques. Tras una corrida, Esteban Pipino quedó mano a mano con Mastrolía, pero Nazareno Colombo le hizo falta y Carreras cobró penal. Fernández supo cambiar el tiro por gol y Acassuso se puso 2 a 0.
Ya a 10′ del final, José Vizcarra metió un gran gol de cabeza luego de un buen centro de Francisco Vazzoler. La esperanza del empate florecía en todas las personas en el estadio, pero el árbitro terminó de derribarla al no cobrar un claro penal sobre Zarco en la última jugada del partido.

 

Platense y una derrota con daños a reparar

(Club Platense – Sitio oficial)

Al "Calamar" le cuesta recuperar la memoria, aquella que tenía al pueblo marrón y blanco acostumbrado a las victorias y a soñar. En otro encuentro para el olvido, tan solo tuvo que quedarse con la sensación de haber merecido, con un jugador menos, el empate sobre el final ante el último del campeonato, Acassuso. Las consecuencias de este partido fueron varias: Leonardo Talamonti expulsado, Julio Mozzo suspendido por acumulación de amarillas, Jonathan Bustos lesionado y dudas de cara al partido del domingo ante Colegiales como visitante.

El juego comenzó parejo. Con Leonardo Talamonti, que volvía luego de la lesión, y Gustavo Toranzo, en la zaga central. En el medio campo, jugó Julio Mozzo, quien estuvo en duda hasta último momento por un dolor en la planta del pie, acompañado de Leandro Kuszko, que ejercía las funciones de Fernando Lorefice, quien integró el banco de suplentes. Y fue justamente en el medio, donde estuvieron los mayores inconvenientes de Platense. El equipo se hacía largo, perdía sistemáticamente las pelotas y erraba cada pase que intentaba dar.

En esa primera mitad, los dirigidos por Labruna visitaron sólo en dos ocasiones el arco de Julio Salva: a los 22 minutos, tras un gran pase en cortada de Luis Quiroga, en el que Cristian Zarco, no dio el pase atrás y le ahogo la oportunidad de gol a José Vizcarra. El juvenil calamar había ingresado a los 20 minutos por Jonathan Bustos, quien abandonó el campo de juego a los 20 minutos de la primera fracción tras un choque con Julián Giménez. La segunda llegada de Platense fue con un cabezazo de José Vizcarra, quien envió su testazo muy cerca del palo.

Acassuso se aprovechó de la pasividad defensiva del "marrón", y tras una buena jugada colectiva, a los 28 minutos, Gonzalo Gonzalez definió al angulo, dejando sin posibilidades a Ezequiel Mastrolia. Marcador 1 a 0 a favor del “Quemero” y nuevamente a correr de atrás. En una de las últimas jugadas antes del cierre de la primera fracción, hubo un encontronazo entre Talamonti y Manuel Capasso, que significó la amarilla para el jugador visitante. Pero luego del entretiempo, con los equipos recien salidos a la cancha, Jose Carreras, se acercó a Leonardo Talamonti para expulsarlo. Según el juez, el capitán golpeó a Manuel Capasso, lo que llamó la atención debido a que no se entendió porque no lo echó al finalizar la primera mitad. Así continuaban las malas noticias para el local.

Con uno menos, Platense fue como pudo en busca del empate pero a los 26 minutos, el arbitro cobro penal por una falta de Nazareno Fernandez Colombo, que Gustavo Fernandez transformo en gol. El equipo de Omar Labruna era todo pelotazos para que Francisco Vazzoler y José Vizcarra aguanten la pelota, y asi fue que a los 34 minuros, el “Chino” descontó tras un gran cabezazo. A ilusionarse se había dicho.

El "Calamar" siguió intentando, pero el empate fue sólo una intención y no una realidad. Para colmo, sobre el final del partido otra polémica en el encuentro: en la última jugada del partido, Cristian Zarco fue derribado en el área, pero para Jose Carreras no fue infracción y declaró la continuidad de las acciones.

Final del encuentro y segunda derrota del equipo al hilo. Platense sigue sin poder encontrar el rumbo en el torneo y quedó en la octava posicion en la tabla, por ahora en puestos de Reducido. El próximo partido será en condición de visitante contra Colegiales, el domingo a las 11 de la mañana, seguramente con la intención de reparar los daños de este traspié. 

 

 

Decepción absoluta

(Platense a lo ancho)

Por la fecha N° 31 de la Primera B Metropolitana 2016/2017, Platense cayó por 2-1 ante Acassuso, el rival más flojo de la categoría a base de resultados, en el estadio Ciudad de Vicente López. Gonzalo González (como en la primera rueda) y Gustavo Fernández, de penal, anotaron para el Quemero, mientras que José Vizcarra descontó para el Calamar, que además tuvo que disputar todo el segundo tiempo con un jugador menos, por la polémica expulsión de Leonardo Talamonti.
El once inicial planteado por Omar Labruna fue malo, más que nada el armado del mediocampo, ya que Julio Mozzo (jugó infiltrado) no estuvo acompañado por Fernando Lorefice como es habitual, sino que fue Leandro Kuszko, quien volvió a la titularidad luego de casi un año. Prácticamente el uruguayo jugó como único cinco, algo que lo perjudicó en su rendimiento, por su estado físico (había estado en duda hasta último momento, pero fue infiltrado).
El primer tiempo fue muy pobre, si bien Platense empezó mejor, tratando de manejar la pelota, con el correr de los minutos los dirigidos por Blas Armando Giunta fueron adueñándose del trámite, aprovechando la superioridad numérica en mitad de cancha, y sobre todo cuando a los 20 minutos Jonathan Bustos tuvo que ser reemplazado. El volante fue a trabar una pelota con Julián Giménez y se llevó la peor parte, siendo Cristian Zarco el que ocupó su lugar. Es increíble la mala suerte que tiene el Marrón con las lesiones, siendo los titulares indiscutidos los afectados (Leonardo Talamonti y Patricio Rodríguez, por ejemplo).
En la primera que tocó el Punchi, casi abre el marcador. Desbordó por la izquierda luego de un milimétrico pase de Luis Quiroga, y en el momento de definir no supo que hacer: si tirar un centro atrás o pegarle al arco. Optó por la segunda opción, y la pelota dio en la parte externa de la red.
Acassuso a los 28 minutos con una jugada de futsal abrió el marcador, pero lo que más resaltó fue la definición de Gonzalo González, 1u3 con la parte externa del botín zurdo, la colgó en el ángulo izquierdo de Ezequiel Mastrolía, que nada pudo hacer. Tremendo golazo del visitante, y era merecido, porque había hecho mejor las cosas. Faltando muy poco para el final de la primera etapa, José Vizcarra tuvo el empate, pero increíblemente su cabezazo se fue cerca del palo.
Cuando José Carrera marcó el final, se produjo una gresca entre Talamonti y Manuel Capasso, luego de forcejear en una pelota parada. Todo pareció haber quedado ahí, pero apenas salieron los equipos para disputar el segundo tiempo, el árbitro le mostró la roja directa al capitán del Calamar, ante la mirada atónita de todos los presentes en el estadio.
En el complemento se le hizo cuesta arriba a Platense, de hecho tuvieron que pasar 10 minutos para que los jugadores se tranquilicen y se focalicen en tratar de revertir la historia. En este lapso fueron amonestados Gustavo Toranzo y Vizcarra. Sin volante central (Adrián Reta ingresó por Mozzo, para rearmar la defensa), los de Labruna mostraron otra actitud, pero con más empuje que fútbol. El Popi Quiroga avisó de lejos con un disparo que se fue muy cerca del poste derecho de Julio Salvá, pero también el visitante tuvo la suya, con un tiro potente del goleador Damián Salvatierra, pero Mastrolía a puro reflejo salvó su valla.
A los 25 minutos, en uno de esos intentos desesperados por igualar, a la salida de un córner, Kuszko en la medialuna no terminó la jugada y generó una contra que dejó a Esteban Pipino mano a mano con Mastrolía, y a Nazareno Fernández (había quedado como último hombre) no le quedó otra que cometerle penal. Fue Gustavo Fernández el que lo cambió por gol, desatando el enojo del público, que empezó a entonar canciones en contra de los jugadores.
Faltando 10 minutos para el final, Francisco Vazzoler se tiró a la derecha y le puso un gran centro en la cabeza a Vizcarra y el delantero de Rosario Central anotó su quinto gol con la camiseta de Platense, alcanzando precisamente a Pancho como máximo goleador del conjunto de Saavedra.

 

La primera sonrisa del año

(Abran la cancha)

Quizá haya sido la mejor producción del quemero en lo que va de 2017. Digo quizás porque en un partido en el que todo parecía controlado terminó sufriendo en el final, pero más que nada producto de la inercia, esa que lleva al que pierde a buscar el manotazo del final que les dé respiro y esa que lleva al que va ganando a refugiarse en el fondo para sacar todo lo que caiga en el área. Lo cierto es que Acassuso ganó y lo hizo bien.

Platense salió a la cancha tratando de ser el protagonista, y tenía que serlo por varios aspectos: era local, cuenta con  jugadores de jerarquía y además es un grande de la categoría y siempre tiene que estar en los puestos de arriba. Los de Labruna manejaban la pelota y siempre jugando por abajo, nunca un pelotazo, pero enfrente había un rival que ya hacía varios partidos merecía los tres puntos que le encontró la vuelta enseguida al rival, entonces aprovechó muchas falencias del calamar, le sacó la pelota y encontró el rumbo del juego. Los de Giunta llegaban y eran claros protagonistas porque el juego era manejado por el medio campo quemero. A los 18 minutos lo tuvo Santana tras una linda pared con Salvatierra. Diez minutos más tarde, seguían las combinaciones entre los de la mitad de la cancha y los de arriba. Una perfecta combinación del medio hacia la izquierda hizo que Rodrigo Chao habilite con un pase corto a González para que éste agarre la pelota con el borde externo y con una comba majestuosa meta la pelota en un ángulo para establecer el 1-0 que era justo. A raíz de eso, al local estaba nervioso, impreciso y además muy lento. Todo lo contrario por el lado visitante que cada vez que agarraba la pelota, lastimaba.

Se habían ido los primeros 45 minutos y un tumulto sobre el final iba a traer novedades desde los vestuarios. El árbitro del partido, José Carreras, expulsó a Talamonti, defensor de Platense, por una agresión sobre Capasso. Acassuso iba a jugar el segundo tiempo con uno más y créame que lo aprovechó porque era realmente el único equipo que se veía en el verde césped de la noche fresca de Vicente López. Iban 24 minutos de la segunda etapa y Gónzalez rescató una pelota pasando la línea del medio campo, aprovechó tiempo, espacio, velocidad y potencia para llegar hasta la medialuna y ver sólo a Pipino ingresando al área para definir, pero le cometieron penal y fue Fernández quien lo cambió por gol. Acassuso se ponía 2 a 0, incluso pudo aumentar la diferencia si hubiera aprovechado mejor los contragolpes. Un Platense herido y con uno menos lo fue a buscar con corazón y nada más. Salvá tapó de manera magnifica en una oportunidad, pero a los 34 minutos iba a llegar el descuento calamar tras un firme cabezazo de Vizcarra que iba a establecer el 2-1 cuando todavía restaban 11 minutos. Y ahora regresemos al primer párrafo: la inercia misma hizo que Platense busque ese punto que no iba a conformar a nadie, pero al menos no se iba a quedar con las manos vacía. Llenó de centros el área, pero no llegó al empate y Acassuso pudo gritar victoria por primera vez en el 2017 ante un rival durísimo y en una cancha muy difícil.

Se notan cambios, ya venía siendo desde lo actitudinal y anoche se sumó algo de juego. Obviamente que falta, pero todo suma. Algo importante que puede dejar el triunfo de anoche es una variación en el aspecto anímico, acostumbrarse a no perder es otro condimento que debe encontrar el equipo de Giunta.

Lo mejor: Se ganó y se cortó la racha negativa que ya llegaba a 10 sin triunfos. La actitud y personalidad del equipo que le jugó de igual a igual a un grande de la categoría y hasta lo superó en gran parte del juego. Salvo algún sobresalto la columna vertebral del equipo funcionó casi a la perfección, bien Salvá cuando se lo necesitó, Capasso bancó bien la parada con uno de los mejores delanteros de la categoría como es Vizcarra, Giménez ordenó siempre el mediocampo y arriba Salvatierra y González se las arreglaron para complicar a la defensa Calamar. El Guapo González pasa por un gran momento y cada vez se lo nota con más confianza, ayer coronó una gran actuación con un verdadero golazo.

Las dudas: Cuando Acassuso baja la intensidad lo sufre, el equipo tuvo pasajes donde se replegó demasiado y dejó venir mucho a Platense. Poca ayuda de Fernández a Santana y de Pipino a Ham, tal vez es una de las razones del porque los laterales quemeros fueron los que más sufrieron en los ataques del local. La falta de eficacia para liquidar el partido y no terminar sufriendo.

El Balance: Positivo. Se volvió al triunfo tras 10 juegos, se jugó bien y eso es importante porque el triunfo no fue una casualidad. Se neutralizó bien a un rival con mucha jerarquía y calidad individual. Se vieron varios puntos altos que ilusionan con la posible levantada en la recta final. Ahora hay que seguir por este camino y que este triunfo sirva de envión anímico para encarar lo que queda en busca de llegar a los 40 puntos que es el objetivo que se planteó el entrenador.

 

Noticias Relacionadas




 

Club Acassuso @ 2015 | Desarrollado por eQuisDesign.com.ar